Mi nueva esponja de Konjac

Hace muy poco he descubierto esta pequeña maravilla. La primera que he probado es de la marca Lady Green, y cuesta unos 7 euros.

Es una planta de origen asiático. Se utilizan principalmente sus bulbos y sorprendentemente es muy usada en la cocina japonesa. Debido a sus excelentes cualidades, fósforo, magnesio, hierro, sodio, potasio, vitaminas A, E, D y C y su elevado contenido en fibra, pronto se comenzó a utilizar en cosmética. Se muele el bulbo y se cuece, para después formar las esponjas. Han surgido variantes posteriores y ya podemos verlas con arcillas o carbón de bambú añadidos.

Lo cierto es que en Japón, su uso está muy extendido desde hace más de un siglo, sobretodo para niños, pieles atópicas o sensibles. Limpia muy suavemente, con una exfoliación superdelicada, y por si fuese poco hidrata debido a las propiedades de la planta. Y por supuesto, el boom de la cosmética coreana, donde también es un básico de sus rutinas, la ha traído definitivamente a nuestras vidas.

Su uso es muy sencillo: se humedece totalmente hasta que se vuelve blanda y suave (seca no se puede usar, es dura como una piedra) y luego se frota la cara con movimientos circulares. Puedes usarla, o no, con tu limpiadora o agua micelar habitual.

De vez en cuando debe hervirse un par de minutos para eliminar bacterias. Pasados tres meses verás como las fibras comienzan a deteriorarse, por lo que deberás sustituirla.

¿Y en la práctica? Pues no tenía mucha fé en ellas, pero decidí probarlas para evitar usar limpiadoras, espumas etc, tan a menudo. Compré esta que podéis ver, de Lady Green, con carbón de bambú ya que mi piel es grasa y con imperfecciones, y esta es por lo tanto antibacteriana, antioxidante y reguladora de la producción de sebo. Solo contiene dos ingredientes: Konjac y carbón de bambú. En principio tenía pensado utilizarla con un agua micelar, pero decicí probarla primero con agua. Pués tras usarla, solo con agua, el resultado es impresionante. Sensación de piel limpia y suave, solo con agua!!! además dá la sensación que refina los poros, el tiempo lo dirá. Finalmente no he tenido necesidad de probarla con otros productos. Se ha convertido en un básico de mi rutina diaria. Ya no vivo sin ella. Algo tan sencillo y económico… ¿Cómo puede ser tan bueno? De verdad, tienes que probarla!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close